‘’Nunca, en la historia de la NBA, la batalla por el campeón anotador había sido tan cerrada entre tres competidas’’.

Previo al inicio de la temporada 2021-2022, la misma que significaría la 75va en la historia de la NBA, los pronósticos apuntaban a que la superestrella de los Nets, Kevin Durant, estaría disputando el liderato de puntos, así como Stephen Curry (quien no contaría con Klay Thompson desde el inicio y esto le daría una mayor responsabilidad ofensiva) y Damian Lillard.

Sin embargo, estos pronósticos o especulaciones quedaron sin base cuando Kevin Durant salió lesionado el 15 de enero de 2022 frente a los Pelicans y se vio en la necesidad de perderse 21 partidos seguidos, que añadidos a los 5 anteriores en los que no había participado, sumarían 26, significando esto un 31.7 % de ausencia durante la temporada (se necesita al menos un 70 % de los partidos totales jugados por el equipo para optar por el liderato de puntos en una temporada).

Por su parte, Damian Lillard no tuvo un inicio de temporada como se esperaba y tras 29 partidos jugados (de 35 posibles), una lesión abdominal puso fin a su temporada. Por último, Stephen Curry, quien fue el líder en puntos por partidos en la campaña anterior, está marcando sus peores porcentajes en tiros de campo y en triples, por lo que su promedio se ha visto afectado con respecto al año anterior y se encuentra fuera de la batalla que lideran LeBron James, Joel Embiid y Giannis Antetokounmpo.

La batalla desglosada por tramos

Con el primer salto al centro el 19 de marzo de 2022, todos los pronósticos y expectativas terminaron siendo no más que eso, pronósticos y expectativas. El show real empezaba y las superestrellas LeBron James y Giannis Antetokounmpo dejaban en caro lo que querían para esta nueva temporada, marcando 34 y 32 puntos, respectivamente. Por su parte, la torre de los Sixers, Joel Embiid, presentaba una carta de 22 puntos y no fue hasta el quinto encuentro cuando marcó el primer juego de 30 puntos en la temporada.

Cuando la temporada aún era joven con apenas 25 partidos realizados, LeBron parecía tener una temporada normal en términos de puntos por encuentros, ya tenía una media de 25.9 puntos por partido. Pero, estos números se contradecían con la salud del jugador, quien apenas había podido disputar 13 del total que Los Lakers habían jugado. Por su parte, Joel Embiid corría con una suerte similar y un promedio de puntos de 24.5 por juego, nada normal para estos grandes embajadores del baloncesto. Hasta el momento, el único que lucía solido era Giannis, quien había podido estar presente en 22 de 25 juegos y estaba anotando 27.6 puntos todas las noches.

A partir de ese partido 25, todo cambió para los tres fenómenos que posteriormente se adueñarían de la liga. En los próximos 23 partidos, Embiid, quien tiene bastantes argumentos para continuar creyendo en el proceso, se fue hasta los 32 puntos por juego, promedio que consiguió tras anotar al menos 30 puntos en 16 partidos (incluyendo cuatro de al menos 40 y 1 por encima de los 50 puntos).

James fue parte en 17 partidos de los 23 jugados por los Lakers y tuvo una media de 30.9 puntos tras anotar 30 o más en 16 partidos, incluyendo uno de más de 40.

Fuente: Elaboración propia. Datos del portal www.basketballreference.com

Por su parte, Giannis anotó 30 o más en 10 partidos y en dos ocasiones alcanzó las 40 unidades. Esto le sirvió para acercarse a los 30 puntos por encuentro.

La batalla en términos históricos

Con un LeBron James promediando 30.0 puntos por juego durante la temporada 2021-2022, está encaminado a ser el jugador de mayor edad en la historia de la liga en liderar el departamento de puntos por partido (37 años), esto sería superior a lo que Michael Jordan hizo en 1998, cuando con 35 años, fue superior en términos de puntos por partidos, que el resto de la liga.

Por su parte, Joel Embiid está buscando convertirse en el primer centro en ganar el título de anotación desde que Shaquille O’Neal lo hiciese en la temporada de 1999-2000. Asimismo, podría convertirse en el primer jugador en la historia de la NBA con nacionalidad extranjera en terminar la temporada como líder anotador (Dominique Wilkins tenía nacionalidad estadounidense a pesar de haber nacido en Francia),

Por su parte, Giannis sería el primer europeo y no nacido en los estados Unidos que logra la proeza.

Fuente: Elaboración propia. Datos del portal www.basketballreference.com

Luego de este periodo, Giannis tuvo un salto significativo y pasó de promediar 29.9 unidades por encuentros a 31.8, la mejor entre los líderes que compiten por el título de anotación. LeBron James y Joel Embiid lograron encestar 31.7 y 31.4 puntos por juego, respectivamente.

Fuente: Elaboración propia. Datos del portal www.basketballreference.com

Nunca, en la historia de la NBA, la batalla por el campeón anotador había sido tan cerrada entre tres competidas. La diferencia entre el primero y el tercer es apenas 0.3 puntos, lo que da espacio a que cualquiera, con una actuación suprema, el último día de la temporada regular, pueda acabar como número uno. Además, es la primera vez en la historia que tres jugadores con nacionalidades distintas terminan en los tres primeros puestos, lo que indica que la NBA es cada vez más competitiva en términos de talentos internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *