A pesar de haber jugador 19 años de carrera, Rafael Palmeiro es un jugador que poco se menciona hoy en día. Podemos decir de su carrera que nunca fue una superestrella, pero fue considerado un muy buen primera base y bateador designado. Además fue cuatro veces All-Star y tres veces ganador del Guante de Oro.

Palmeiro se retiró con una gran carrera estadística: 3020 hits, 569 jonrones, 1835 carreras impulsadas y una línea de bateo de .288 / .371 / .515 de por vida. Números que son merecedores del salón de la fama, ¿o no?

Pues que Rafael Palmeiro no haya entrado al salón de la fama se debe a que José Canseco, identificó a Palmeiro como su compañero en uso esteroides en su libro que publicó de 2005, y afirmó que personalmente inyectó a Palmeiro con esteroides.

El Escándalo de Esteroides

El 17 de marzo de 2005, Palmeiro apareció en una audiencia bajo juramento frente al Congreso de Estados Unidos sobre esteroides en el béisbol, a lo que este negó haber usado esteroides y dijo: “Permítanme comenzar diciéndoles esto: nunca he usado esteroides, punto. No sé cómo decirlo con más claridad. Nunca “.

Palmeiro en el juicio frente al congreso americano.

Meses después el toletero de los Orioles de Baltimore dio positivo por consumo del poderoso esteroide “stanozonol” y fue suspendido por 10 días.

La explicación de Palmeiro sobre la prueba fallida también fue ridícula. Afirmó que se debió a una inyección que recibió de su compañero de equipo Miguel Tejada, quien le había dicho que era una inyección de vitamina B-12.

El cubano apenas duró solo cuatro años en la boleta del Salón de la Fama, ya nunca obtuvo más de 12,4% de los votos. Si bien su carrera siempre se verá empañada por esa suspensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *