Notice: Undefined variable: ub in /home/sfxcd65dgxsr/public_html/wp-content/plugins/advanced-page-visit-counter/public/class-advanced-page-visit-counter-public.php on line 148

Notice: Undefined variable: ub in /home/sfxcd65dgxsr/public_html/wp-content/plugins/advanced-page-visit-counter/public/class-advanced-page-visit-counter-public.php on line 160

Deprecated: strripos(): Non-string needles will be interpreted as strings in the future. Use an explicit chr() call to preserve the current behavior in /home/sfxcd65dgxsr/public_html/wp-content/plugins/advanced-page-visit-counter/public/class-advanced-page-visit-counter-public.php on line 160
Durant, recuperado de su Aquiles, recuperando su honor - La Sala Deportiva
Durant, recuperado de su Aquiles, recuperando su honor

Para nadie es un secreto que Kevin Durant había perdido mucho respeto en la generalidad de los fanáticos de la NBA cuando tomó su repercutida decisión de abandonar el Thunder de Oklahoma City y llevar sus talentos a la bahía de San Francisco al equipo de los Warrios de Golden State para julio de 2016.

No cayó bien en los aficionados que consideran que lo fundamental es salir a competir, el choque entre grandes escuadras, y no la creación de una súper planilla que por el hecho de aglomerar tres y hasta cuatro estrellas, se pongan en una posición más cómoda para ser los campeones.

Ese era el caso de la llegada de Durant a los Warriors, el mejor equipo de la NBA de la fecha, sumó a uno de los mejores jugadores del momento. Algo que hizo que las cosas fueran aún comentada más de forma negativa, era el hecho de que en la temporada anterior, los Warrios habían sido el equipo que dejó en el camino a Durant y el Thunder.

Eso sí, aunque se criticó arduamente el movimiento de Durant y sus representantes, el tiempo parece haberle dado la razón, pues tres visitas más a las Finales de Liga, le significaron añadir los logros que hacían falta a su carrera. Dos campeonatos y dos MVP (Jugador Más Valioso por sus siglas en inglés) de Finales que venían como añadidura a un resume que ya contaba con títulos de máximo anotador, visitas al Juego de las Estrellas, selecciones al mejor equipo de la Liga y premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular.

En su última aparición en las Finales con los Warriors, el prolífero anotador salió lastimado en el Juego 5 agravando una lesión con la que ya contaba. Durant se ausentó para el siguiente y último partido de la serie donde los Raptors ganando el campeonato de 2019 lograban el primero en su historia, mientras el lastimado alero de los Warriors se preparaba para perderse todo el curso siguiente con una grave lesión de Aquiles.

El vestuario en la bahía no estaba en su mejor momento y Durant consiguió un sign-and-trade-deal (acuerdo y traspaso) para mudar su carrera a Brooklyn, Nueva York, como nuevo jugador de los Nets. Otro movimiento que maltrató más su honor, pues mucho lo llamaron de mal agradecido por abandonar el equipo que lo había ayudado a ser campeón.

Llegada a Brooklyn, COVID y lesiones

Como saben, Durant no jugó la temporada del coronavirus a causa de su Aquiles, aunque esto no lo resguardó de contraer el virus. Para el 17 de marzo de 2020, se comunicó que el lesionado jugador había dado positivo al COVID-19 junto a otros compañeros, siendo Durant uno de los primeros de decenas de jugadores en la NBA en infectarse del maligno virus que ha cambiado a la humanidad para siempre.

Ocho meses después de ese episodio, Kevin Durant hizó su debut como jugador de los Nets anotando 22 puntos con cinco rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones en la victoria de su nuevo equipo 125 – 99 sobre los Warriors, el que había sido el último escuadrón que lo enfiló para jugar 18 meses antes.

El camino a recuperar su honor y su puesto en la NBA, fue difícil para Durant, que tuvo que batallar con dolencias físicas la mayoría del tiempo y que solo pudo disputar 35 de los 72 juegos de su equipo. Aún así, La Durantula acabó su primer curso de regreso con buenos números. 26.9 puntos, 7.1 rebotes y 5.6 asistencias de media, ayudando a Brooklyn a finalizar segundos en el Este con marca de 48-24.

Las críticas no se hicieron esperar, inclusive desde el primer día, porque Durant se había unido a una estrella como Kyrie Irving y más adelante la patrulla neoyorquina se hizo con James Harden, uno de los mejores jugadores de los últimos años, por lo que la campaña de “KD solo puede ganar con súper equipos” retomó sus fuerzas y el honor de Durant volvía a ser golpeado.

Aunque todos los amantes del baloncesto odiamos las lesiones, no importa del jugador que se trate, y que esta temporada ha sido una súper golpeada por ellas, el maleficio en el que cayó Brooklyn fue el escenario perfecto para que Durant recuperara su honor en la NBA.

Primero se retiró LaMarcus Aldridge por problemas cardiacos, a parte de que, nunca pudieron los Nets contar con un baluarte suyo como lo es Spencer Dinwiddie, y en las semifinales de conferencia, a donde fue la última batalla del equipo, Durant tuvo que tirar del carro luego de las lesiones de sus compañeros Irving y Harden (aunque este último jugó a medias).

Ante las exigencias de las situaciones dadas, Kevin Durant se puso la capa, con un Juego 5 en el que coqueteó con los 50 puntos, terminando con un triple-doble de 49 unidades, 17 rebotes y 10 asistencias en la victoria de Brooklyn, siendo este el primer juego en la historia en la que un jugador completa al menos 45 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias en Playoffs.

Aunque sucumbiera en séptimo y decisivo partido, Durant otra vez coqueteó con los 50, anotando 48 puntos, la mayor cantidad jamás registrada en un Juego 7 en la historia de la NBA. Dicha actuación dejó en evidencia que sigue siendo uno de los mejores jugadores de la Liga y que puede tirar del carro en los momentos de presión y batallar partidos, aún sin súper equipos, tal y como hizo ante Milwaukee, uno de los mejores conjuntos de los últimos años.

Si alguien puede presumir de que ha recuperado el respeto de sus críticos, ese es Kevin Durant.

Actuación de Durant en la Semis del Este
  • J1 : 29 PTS, 10 REB, 3 AS.
  • J2: 32 PTS, 4 REB, 6 AST.
  • J3: 30 PTS, 10 REB, 5 AST.
  • J4: 28 PTS, 13 REB, 5 AST.
  • J5: 49 PTS, 17 REB, 10 AST.
  • J6: 32 PTS, 11 REB, 3 AST.
  • J7; 48 PTS, 9 REB, 6 AST.

¿Crees que esta exhibición lo pone de nuevo como el jugador amado que antes fue?

No olvides dejar tus comentarios y contestar en @LASALADEPORTIVA o mi cuenta personal @ELIEGONZALEZC.

Estos artículos también podrían interesarte

Por Eliezer González

Abogado y comunicador con interés en deportes, derecho y temas varios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.