Carta Pública a Juan Vené: David Ortiz no es un delincuente

Señor Juan Vené,

Con todo el respeto que se merece, permítame referirme a usted en esta carta pública. A propósito de su columna “Esto es un relajo que merece HOF” del pasado día 7 de febrero de 2021, en el que usted habló en detrimento de varios jugadores, quiero de forma específica responder lo que usted dijo sobre David Ortiz, leyenda del béisbol latino y los Medias Rojas de Boston.

David no es un delincuente, así como usted, en sus palabras, sin utilizar el descalificativo de forma directa quiso dejar dicho. Mencionar los temas judiciales que han acompañado al expelotero en alguna etapa de su vida, de los cuales ha salido airoso, es una falta de respeto y consideración. Recuerde señor Vené, que son más los dedos que se quedan hacia atrás señalándonos a nosotros cuando utilizamos uno para señalar a otro.

Ese que usted intentó desmoralizar, ha alegrado la vida de cientos de miles de dominicanos, latinos y personas en Estados Unidos, sin importar raza, patria, color o religión. No solamente en lo deportivo, sino también a través de sus fundaciones y obras caritativas, las cuales han servido de canal para salvar incalculables vidas, especialmente de niños y niñas.

Señor Vené, según lo que pude averiguar de usted, ya son más de 90 abriles los que Dios y la vida le han permitido vivir. Por lo que le digo mi señor, en oportunidades como esta, de 92 años específicamente, dedíquese a construir mas no a destruir. Estoy seguro, insisto, seguro, que David no le ha hecho nada a usted con intención de dañarlo, si es que acaso le ha faltado alguna vez, que lo dudo.

Qué pena, señor Vené, que usted en los últimos años de su carrera, se ha dedicado a destruir, en lugar de seguir construyendo su legado que tanto le ha costado. ¿Sería una lástima que lo recuerden así, no cree?

Por último, pero no menos importante, sobre mí, quiero decirle, que soy un joven comunicador dominicano que en algún momento me he fijado en grandes como usted para inspirarme y crecer. En agradecimiento a lo que usted ha aportado a nuevas generaciones de comunicadores, hoy le devuelvo el favor que me hizo sin saberlo con este sentido consejo que le manifiesto a continuación: Señor Vené, sane su corazón ahora que aún está fuerte y con juicio, pero sobre todo, jamás vuelva a señalar a un ser humano que salió de los estratos más bajos de la República Dominicana, que se superó, y que con su éxito ha decidido brindarle alegrías y ayudas a muchos que al igual que él habían perdido las esperanzas en los barrios pobres de Santo Domingo y otras comunidades.

Sin más sobre el particular.

Eliezer González Caraballo.

Recuerda seguirme en mi cuenta de Twitter donde tengo contenido para los amantes del béisbol y los deportes

Si llegaste hasta aquí, este vídeo puede ser de tu interés

Por Eliezer González

Abogado y comunicador con interés en deportes, derecho y temas varios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *